#SoyFan

  • Capítulo 68

    En esta nueva entrega de #SoyFan, el invitado es el líder de una de las bandas clásicas de la escena alternativa de nuestro país. Nos estamos refiriendo a La Hermana Menor y a su vocalista Tüssi Dematteis. Luego de un receso, La Hermana Menor volvió este año a los escenarios y el próximo jueves 19, a las 21 hs, se presentará en la Sala Hugo Balzo. Tomando este show como excusa, convocamos al vocalista a nuestra sección y, lo que sigue, son sus palabras sobre la cantante y compositora inglesa Kate Bush.

    “A estas alturas de mi vida, no sé si podría definirme como ‘fan’ de algún artista, y tengo dudas de haberlo sido en algún momento, porque la palabra misma de ‘fan’ me remite a su etimología, al fanatismo, al consumo y veneración irreflexivo de todo lo que hace alguien. Pero, por supuesto, he admirado -y sigo haciéndolo- a la obra de decenas de artistas que con su trabajo han enriquecido y ampliado mi experiencia vital, mi vida, y a los que sigo considerando como maestros de distinta clase. Son muchos y variados, y van desde Lou Reed a Arvo Pärt, de Jaime Roos a David Yow, de Gillian Welch a John McLaughlin, pero como llevo décadas escuchando mucha -pero mucha- música y mis gustos han ido variando (y tienen etapas, renacimientos, olvidos, idas y venidas), me costaría reproducir el proceso por el conocí a tal o cual artista, porque me parece además que embellecería y falsearía dicho proceso, ya que hay algo que siempre se ha repetido en mis músicos favoritos: nunca, o casi nunca, me gustaron a primera escucha …”

  • Capítulo 67

    Los Oxford cumplen dieciséis años de trayectoria y, como si un show no fuera suficiente, lo celebran con dos presentaciones. El sábado 7 lo harán junto a Vagos del Sur y Bronson y Los Turbios en Tanguito Bar (Rodó 1830), mientras que el sábado 14, en La Cretina (Soriano 1236) estarán acompañados por Silvia Ana. Tomando dicha celebración como excusa, invitamos a participar de #SoyFan a Joselo De Olarte, vocalista de la banda, quien nos habló de su fanatismo por The Doors.

    “Conocí a The Doors en 5° año de escuela, el hermano mayor de uno de mis compañeros hizo circular un casette que tenía grabado de un lado Los Redonditos de Ricota y del otro los Doors. Recuerdo que me fascinaron a la primera escucha, no así la otra banda de la cual toda la clase ya tenía remeras, y esa fue la primera vez que me hicieron bullying antes que existiera la palabra. Creo que en ese momento me hice fan, pero, cuando fui creciendo fui investigando más; de hecho en 5° de escuela no entendía nada de inglés, pero, igual me atraparon.
    Me parece una de las bandas de Rock más originales y completas que existieron. Tienen poder, blues, velocidad cuando hace falta, psicodelia y sexo.”

  • Capítulo 66

    En la edición N° 66 de #SoyFan, nuestro invitado es Gonzalo Deniz, más conocido como Franny Glass, proyecto con el cual, hasta el momento, lleva publicados cinco trabajos discográficos, y con el que, actualmente, se encuentra presentando el espectáculo “Canciones de amor para el fin del mundo”. En el mismo, además de recorrer sus composiciones más representativas, estrenará canciones en un nuevo formato de banda que incluye cuerdas y vientos. El próximo viernes 13 de diciembre, a las 21 hs. Franny Glass se presentará en Magnolio Sala (Pablo de María 1015), y antes de ello, nos habló sobre el músico sueco Joel Alme.

    “A Joel Alme lo conocí a mediados de 2018. Había descubierto la función de Spotify que consiste en que cada canción tiene su propia ‘radio’. O sea, que si una canción te gusta, podés ir a una lista de canciones que ‘se parecen’ a ella. Estaba escuchando la radio de una canción de Jens Lekman, otro sueco que me gusta mucho (estaba para el pop sueco en ese momento). Ahí, me apareció una canción de Alme que me gustó mucho e inmediatamente me puse a investigar su discografía.
    Me hice fan a primera escucha y, luego, al comprobar que tenía muchas canciones que me gustaban. Me ha pasado con otros artistas que me enamoro de una canción, no así de su discografía.
    Lo que admiro de él es que me hizo volver a conectar con el tipo de música que más me gustó a lo largo de mi vida. Con lo más visceral de las canciones, su belleza y fuerza sanadora. La música que yo estaba haciendo en ese momento se estaba distanciando de la que me gustaba escuchar, y sus canciones (y cómo están arregladas) me hicieron reencontrarme con una manera de componer que había puesto en pausa.”

  • Capítulo 65

    Desayuno Continental acaba de publicar “Mala Voluntad”, su segundo álbum, apenas unas pocas semanas atrás y, además, se presentará el próximo jueves 21, a las 22.30 hs. en Inmigrantes (J. Paullier esq. Guaná) junto a Trópico Duclós en una noche que promete. Tomando ambos acontecimientos como excusa, invitamos a participar de nuestra sección a Santiago Pepe, vocalista y tecladista de Desayuno Continental. Santiago es fan de (Sandy) Alex G y, lo que sigue, son sus palabras acerca del joven músico estadounidense.

    “El artista del que soy fan me llevó un tiempo entender cómo se llama. Si lo buscás en internet se llama (Sandy) Alex G. Parece que, originalmente, se llamaba solo Alex G y después se cambió de nombre, seguramente porque ya hay otros artistas con el mismo nombre y que de hecho creo que son más famosos…
    Sin embargo a Alex G lo han nombrado como ‘el heredero de Elliott Smith’, y para mí, tiene algunas cosas de él, sobre todo la libertad para componer. Cada vez que escuchás un disco nuevo de él, te da la sensación de que podés llegar a escuchar cualquier cosa, tiene como una libertad a la hora de componer y de grabar que, para mí, es importante en la música. Me hace acordar un poco a Guided by Voices. Tiene canciones largas y otras cortas, usa cualquier instrumento, prioriza diferentes cosas en los temas, suenan diferente entre ellos, tienen diferentes tipos y estilos de letra. Es, esencialmente, lo-fi de dormitorio, se nota que el tipo compone y las canciones no cambian demasiado desde que las toca en su habitación hasta que las graba o, al menos a mí, me da esa sensación, porque en realidad no tengo ningún fundamento. Capaz que porque casi todos los temas tienen una sola palabra en el nombre, como si los hubiera nombrado solo para poder identificarlos él mismo cuando los busca.
    Lo descubrí en el 2014 cuando sacó Beach Music, que, para mí, es su mejor disco hasta ahora, aunque los últimos dos están bárbaros (Rocket y House of Sugar). Lo único que no me gusta mucho de la banda son las tapas de los discos, pero, de alguna manera, me atrae eso, es algo que yo nunca haría y en lo que de alguna manera me puedo refugiar, al igual que la música de cualquier banda que me encanta pero que no me interesaría intentar imitar. En el caso de este disco, que lo escuché más o menos cuando salió (leí algo en algún blog de música o revista, en esa época leía la UNCUT), me pasó algo raro que fue que me sonaba a nada, un álbum medio vacío pero como que sonaba bien, me gustaba tenerlo de fondo y jamás me molestaba y lo seguía poniendo mientras hacía otra cosa, hasta que eventualmente me sabía los temas y le había agarrado el gusto. Me parece que es de las bandas que más me interesan hoy en día.”

  • Capítulo 64

    En la edición N°64, nuestro invitado es una de las gratas revelaciones, no sólo de la escena Hip Hop, sino, también de la música nacional. Nos referimos a Federico González Canavesi, más conocido como Kung-Fú OmBijam, quien, el próximo jueves 7 adelantará su nuevo trabajo “Iluminando la sombra” en un recital que tendrá lugar en la Sala Zavala Muniz del Teatro Solis y contará con invitados tales como Emiliano Brancciari, Santiago Cutinella y Lucía Ferreira, entre otros. Federico es fan del rapero español Nach, para quien tuvo el honor de abrir su show hace unos pocos días, y a continuación te compartimos sus palabras.

    “Conocí a Nach Scratch a los trece años, fue cuando empecé a escuchar rap. Gracias a Nach, me sedujo la escritura, el tema que me hizo fan de él fue ‘Basado en hechos reales’ del disco ‘En la brevedad de los días’. A raíz de ese temazo empecé mucho a rapear su tema y a imitarlo en rimas, cosa con la que hasta el día de hoy, me identifico mucho con él. Muchas realidades y muchas utopías esperanzadoras de sus temáticas me hacen tener esperanza y ganas de vivir. Admiro mucho su manera de recorrer el mundo expresando a modo de rap. Admirable. Y admiro que cada tema es inevitable escucharlo.”

    Lo que sigue, con los cinco temas que Kung-Fú OmBijam seleccionó como sus favoritos de Nach.

  • Capítulo 63

    En esta nueva edición de #SoyFan, nuestro invitado es Leonardo Rodríguez, baterista de Chopper, banda que el próximo sábado 19 en Sala del Museo, festeja sus primeros treinta años de existencia, en una noche que contará, además, con las bandas M-19, Conspiración Capibara y C.O.M.A. calentando motores para lo que será una gran celebración de la banda más importante del metal nacional. En una entrega especialísima de nuestra sección, Leonardo nos habla sobre una banda que lo marcó y, según sus propias palabras, le dio una identidad. Nos referimos a los británicos Iron Maiden, banda esencial en la vida de todo metalero que se precie de tal.

    “Hace años que no soy fan de esta banda, por lo menos, no con la intensidad que cuando la conocí, pero, voy a citarla por lo que representó en su momento cuando apareció en mi vida; me refiero a Iron Maiden y en particular a su tercer disco de 1982 The Number of The Beast. En ese año yo tenía 14 años y hacía un año que había descubierto un programa en AM que lo escuchaba todos los mediodías religiosamente. Era Meridiano Juvenil conducido por el inolvidable Deco Nuñez. Este programa me estaba marcando profundamente por la música que pasaban, algo totalmente distinto a “Aquí está su disco”, que era lo que escuchaban en mi casa. Pasaban una música que no la conocían ni en mi barrio ni en la UTU donde yo estudiaba. Recuerdo que me costaba poder hablar con alguien de Led Zeppelin, Deep Purple, Black Sabbath; a veces algún compañero me decía que tenía un hermano mayor que, sí, escuchaba esa música. Esta música llamada pesada apareció en un momento en el que cualquier adolecente está lleno de inseguridades, incertidumbres, miedos; yo buscaba respuestas, certezas y el rock pesado estaba formando una especie de endo coraza en mí. Me transmitía firmeza, solidez y seguridad. Cuando apareció este disco comencé a sentirme parte de algo, me dio una identidad, desde ese momento quería ser un Heavy Metal. En 1983 asistí a mi primer recital, los diez años de Meridiano Juvenil vi una banda llamada Polenta y me volaron la cabeza, ese mismo año vi a Van Halen y Barón Rojo, definitivamente necesitaba ser parte de todo eso y tocar en una banda por lo que comencé a estudiar batería, instrumento del cual me sentía atraído desde chico cuando mis padres me llevaban al tablado.”

  • Capítulo 62

    En esta edición, la N°62, convocamos a Gonzalo Núñez, vocalista de la ascendente banda de Hard Rock Black Smoke, que este año editó “Hasta el final”, su muy buen segundo álbum. Y la invitación está ligada directamente al hecho de que el próximo sábado 5, a partir de las 22:30 hs, en BJ Sala, tendrá lugar la primera edición del Montevideo Hard Rock Festival, en el cual Black Smoke será uno de los platos fuertes. El cartel del festival se compone, además, con la presencia las bandas locales Estadoculto y Cormoran, además de los trasandinos Catoni. Gonzalo es fan de Rata Blanca, una de las bandas referentes del género, y así nos lo contó.

    “Yo era chico, mediados de los 90, mi vieja había tenido que irse a probar suerte a Bs. As. y yo quedé en Santa Lucía, mi pueblo, con una familia amiga que me terminó aguantando quince años en su casa (jaja). Después de un año sin ver a mi vieja, ella vuelve a buscarme y, meses más tarde, me voy a vivir a Argentina durante un año. Me volví, no soporté aquella tremenda ciudad (vivíamos a dos cuadras del obelisco) y ese momento trajo músicas nuevas: Rata Blanca y Los Redondos. Claro, ambas explotaban en ese momento por allá. Cuando las escuché, los agudos de Adrián me llamaron mucho la atención y, creo, que el mensaje y el contenido de esas letras me atrajeron mucho más que Los Redondos. Y así arranqué con Rata, y así me atrapó ese género y ese estilo y melodías de voces, bueno, creo que no estaría cantando si no hubiese escuchado Rata Blanca y se me nota (jajaja).
    Me hice fanático en 2003, Rata edita el ‘Poder Vivo’ y me voló la cabeza.
    Lo que más admiro de ellos, sin dudas, es la voz de Adrián, la permanencia de tantos años en la escena y, sí, los solos de Walter (Giardino)… qué voy a decir ¿no?”

  • Capítulo 61

    La banda LoNaranjaDeLaLuz acaba de publicar “Los Temporales”, su segundo álbum y otro de los muy buenos trabajos que nos está dejando este 2019. El sábado 12 de octubre, a las 21 hs, la banda presentará sus nuevas canciones en la Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del SODRE y tomamos este show como excusa para invitar a Leandro Andrés Itza, vocalista y guitarrista del grupo, a participar de nuestra sección. Leandro es fan de Bob Dylan y así nos lo contó.

    “Conocí a Bob Dylan en 2008. Ése fue mi primer y flamante año en la ciudad, venía de Juan Lacaze con una buena base musical, ya conocía a algunos de los grandes americanos e ingleses de los 60s y 70s que investigábamos desde allá con un grupo de amigos, pero, haber venido y cursar ese año el IPA, me dio la oportunidad de tener un compañero muy leído y escuchado, y él fue la persona que más me influenció en aquél entonces. Me pasó pila de música y con lo poco que nos conocíamos, me dijo que Dylan era para mí. Al escucharlo por primera vez, fue un viaje de ida.
    El momento que más me compenetré con su historia fue cuando comencé a leer sus crónicas y, por ahí, también, me encontré a mí mismo saliendo de una ciudad obrera a la capital.
    De las cosas que más me gustaron, sin dudas, fue mi primer acercamiento a la música folk y ese tono de voz tan bohemio. Hay dolor ahí, hay melancolía y también hay alivio, sólo por el hecho de expresar ese dolor. Esa manera de contar me atrapó, es un trovador y, además, me gustó el estilo hablado y eso también responde a ser un contador de historias. En ese aspecto, me parece que se une con el folclor uruguayo. Después que conocí a Dylan siempre dije que El Sabalero es nuestro Dylan lacazino.”

  • Capítulo 60

    Llegamos a la edición N°60 de #SoyFan y en ella convocamos a Francisco López, baterista y uno de los compositores de la joven agrupación Salandrú. La banda, que en 2016 publicó de forma independiente su debut discográfico denominado “Pinturas en lo alto”, lanzará este año su segundo álbum cuyo corte adelanto “Sábana” ya está disponible en las diferentes plataformas digitales. El próximo viernes 20, a las 21 hs, en el teatro Solís y con localidades agotadas, Salandrú adelantará algunas de las nuevas composiciones, además de repasar material de su primer trabajo. Antes de ello, Francisco nos habló de su fanatismo por Alberto Wolf y Los Terapeutas.

    “Soy fan de Los Terapeutas y de La misma suerte. Ahora voy a hablar de Los Terapeutas. Pienso que me hice fanático en 2013, una noche de los museos en el EAC (Espacio de Arte Contemporáneo); ya los venía escuchando, ya los tenía cerca, tomaba clases con Gonzalo Gravina y mi madre los escuchaba en mi casa. El primer disco que curtí fue ‘De’, lo escuché quince mil veces, y ahí arranqué con la banda… para adelante y para atrás.
    Admiro la manera de decir las cosas. Me resulta muy sincero y muy propio de este lugar. Musicalmente Los Terapeutas siempre abarcaron diferentes estilos y formas tocados de una manera que considero honesta y noble. Siempre tienen algo particular, siempre pueden ser ejemplo de algo.”

  • Capítulo 59

    En la edición N° 59 de #SoyFan, nuestro invitado es Arquero, quien recientemente fue distinguido como Mejor Artista Nuevo en la edición 2019 de los Premios Graffiti a la Música Uruguaya por su gran álbum “Aguafiestas”, publicado el pasado año. Tomando como excusa que el rapero continúa presentando en vivo su disco y que el próximo viernes 13, a las 21 hs, lo hará en La Trastienda MVD en una noche que, además, tendrá a Saez ’93 como acto de apertura, lo convocamos a participar de la sección. Arquero es fan de Extremoduro y, lo que sigue, son sus palabras acerca del grupo español.

    “Conocí Extremoduro allá por el 2004. Un amigo más grande me pasó un CD donde había recopilado muchas canciones de Rock españolas. Al principio me enganché con Marea, otra de las bandas más conocidas del rock español que también estaban en ese disco, pero cuando gasté sus primeros LP, al toque enganché con extremo. Me hice fan cuando pude pasar la barrera que me separaba por el género en sí, es una banda bastante pesada a primera oída. Cuando pude detenerme a escuchar las letras y distinguir unas melodías hermosas detrás de ese aparente caos, me atrapó inmediatamente.
    Lo que admiro de ellos es lo bien que acompaña la música a la letra, la poesía de Robe Iniesta es súper inestable, en una frase te dice lo más lindo que escuchaste y la otra evoca una imagen súper violenta. La música hace exactamente lo mismo, los cambios de intensidades son un sello muy distinguible de Extremoduro. Las canciones se dividen en muchas partes y eso también es algo que me atrae mucho, no es parte A, parte B, puente, estribillo. Hacen que una canción parezcan muchas.”

  • Capítulo 58

    En esta entrega de #SoyFan, nuestra invitada es Lucía Severino, música, compositora y actriz que en 2018 publicó su segundo álbum junto a Tránsito denominado “Presente Continuo”. El próximo sábado 7 de setiembre, a las 21:00 hs, en Sala Hugo Balzo, Lucía Severino y Tránsito acompañados de La Percutería y Cachimbo presentarán “Cuerpo”, un espectáculo donde la música invita al movimiento y al desplazamiento en un espacio sin butacas, y que, además, tomamos como excusa para convocarla a la sección. Lucía es fan de la banda estadunidense Talking Heads y así nos lo contó.

    “Conocí a Talking Heads en mi adolescencia, en una comida con un grupo de teatro del que formé parte por muchos años, miramos un concierto en vivo, un amigo quería mostrarnos una escena del concierto dónde David Byrne entra con una radio y baila con un vestuario que es un traje que le queda gigante, etc. En ese momento quede maravillada por la música, en especial lo tímbrico y ritmico y por la concepciíon escénica de la banda. Luego seguí investigando, escuchando y viendo videos y conciertos.
    No sé si existe un momento en particular en que me hice fan, es un descubrimiento hasta hoy. Tanto de la banda como de la carrera solista de David Byrne, sus búsquedas estéticas y sonoras. La frutilla de la torta de mi fanatismo fue ver en vivo el show en el Teatro de Verano en 2018, con una comunión absoluta de música, movimiento y puesta en escena.

    Y ahora mismo, mientras escucho y veo material para inspirarme a escribir confirmo con fuerza mi fanatismo!
    La banda me parece imponente, el sonido me encanta, el estilo propio, lo genuino, el soporte rítmico, las líneas de bajo, la particularidad de la forma de cantar, la encuentro muy atractiva e inspiradora en su cercanía al discurso y a la forma de la palabra hablada o ‘teatral’, matizada con estribillos y melodías contundentes y muy bailables.
    El uso de tímbres, sintetizadores y demás recursos electrónicos, lo experimental del sonido, el trance rítmico. Los conciertos en vivo, la propuesta escénica. La conformación de la banda. Los videoclips, el contenido en las imágenes y el riesgo que tomaron permanentemente. El sentido artístico total, propio de su tiempo y la corriente de la que son parte. La combinación de estilos dentro de ese contexto. También su postura política y crítica.”

  • Capítulo 57

    Para la edición N°57 de #SoyFan convocamos a Leandro “Lengua” Dufau, guitarrista de La Mujer Pájaro, banda que recientemente, obtuvo el Premio Graffiti a Mejor Álbum de Rock Alternativo por su último trabajo “Faros Ciegos”. Ya que el próximo martes 20, a partir de las 21:30 hs, en Inmigrantes (J. Paullier y Guaná) La Mujer Pájaro se presentará junto a Piel en el marco del ciclo Indiefuertes, lo invitamos a participar de la sección. Leandro es fan de la banda argentina Babasónicos y éstas fueron sus palabras acerca de los liderados por Adrián Dárgelos.

    “Si hay una banda que admiro, desde sus comienzos hasta hoy, es a Babasónicos. Para mí, son de lo más grande a nivel mundial, sólo que son de acá nomás, vienen todos los años y hablan español. En el 2002, vivía en mi pueblo, Rosario, y el acceso a nueva música era complicado. En el cable de Rosario no había MTV y yo ni siquiera tenía cable. Conectarse a internet en plena crisis, era una ostentación que requería de paciencia, pero había piratas, dealers musicales. En Colonia había uno muy bueno, compañero de trabajo de la madre del “Tarta”, un amigo. “El Tarta” le conseguía clientes en Rosario, y antes de entregar el material al destinatario, los llevaba a casa y los grabábamos en mi compu. “El Tarta” no cobraba comisión, lo hacía sólo para conseguir más música.
    Uno de los discos que me llegó fue el “Lusónica” de Babasónicos. Lo poco que había visto o escuchado de ellos, no era que no me gustaba, era otra sensación, como que me incomodaba y eso era justamente lo que ellos pretendían. Me dije “les voy a dar una chance” y, desde ese momento, es una premisa que tengo siempre para con toda banda, porque gracias a esa apertura entré al universo Babasónicos; como por la puerta de atrás, porque en pleno auge de “Jessico”, a mí, me llegaba una recopilación de sus primeros cinco discos, los más raros, los más oscuros, el gancho principal fue “Valle de Valium” una balada narcótica y adictiva.

    Gracias a Babasónicos, conocí otras bandas, funcionaron como hoy los algoritmos de internet, pero, de una manera mucha más enriquecedora, fueron la piedra fundamental en un cambio de paradigma en cuanto a mi gusto musical.
    Diecisiete años después, los sigo escuchando, siguieron sacando discos geniales y cuando me pareció que se habían estancado, hacen “Desde adentro”, y el año pasado sacan un discazo como “Discutible”. No sólo admiro su música, sino su personalidad como banda, sus videos, sus letras, la línea que bajan en las entrevistas y sobre todo que sigan juntos después de 30 años, siendo ellos, misteriosos y eternamente jóvenes.”